Proyecto Verde Jardín de Flores, Santa Tecla, ¿atracción botánica?

Proyecto Verde Jardín de Flores, Santa Tecla, ¿atracción botánica?

La experta en plantas y horticultora ucraniana Nina Stelmakh presenta a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento un proyecto para convertir la antigua Hacienda de Santa Tecla y su entorno en un gran jardín de flores al estilo del parque Keukenhof de los Países Bajos, que recibe miles de visitas anuales

Según cuentan sus descendientes, ante la buena marcha de los negocios hacia 1850, Federico Gross Lund decidió construir en Churriana una hacienda para el ocio familiar, a la que puso el nombre de Santa Tecla, en honor de su mujer, la alemana Tekla Gayen Fick.

El comerciante malagueño de origen alemán la llenó de viñedos, aguacates y especies de los cinco continentes. En 1906 la finca recibió la visita de los recién casados Reyes de España, Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

Hoy, la Hacienda de Santa Tecla está abandonada, aunque incluida con la máxima protección en el catálogo de edificios protegidos del PGOU, al igual que sus jardín paisajista, del que hay catalogados 143 ejemplares y 31 especies.

Para la experta en plantas y horticultora ucraniana Nina Stelmakh, residente en Málaga desde hace 20 años, tanto la finca como su entorno serían el lugar ideal para crear ‘El jardín de flores Santa Tekla’, para así rescatar del olvido este trozo de Historia de Málaga y, de paso, convertirlo en una atracción turística.

Para ello, la ucraniana toma como modelo el parque Keukenhof de los Países Bajos, 32 hectáreas de zona verde convertidas en un espectáculo floral que cada temporada recibe cerca de 800.000 visitas.

«El jardín histórico se mantendría con plantas y flores que se empleaban cuando comenzó la finca», destacaba la semana pasada la promotora de la idea. En el resto de los terrenos que pudiesen adquirirse, el proyecto plantea crear el mayor jardín de flores de España.

Como explica, ha enviado la propuesta tanto al presidente de la Junta como al alcalde de Málaga y el concejal de Urbanismo.

El proyecto contempla la plantación de especies autóctonas, venta de entradas, ofrecer exposiciones, visitas guiadas para niños y turistas, así como conciertos y otros eventos. También propone bares, restaurantes y kioscos, plantación y producción propia de plantas y flores, venta de semillas, bulbos y flores y la conservación de la hacienda y los jardines históricos.

La ventas de entradas, destaca en su propuesta, beneficiaría a propietarios y socios.

El proyecto cuenta de momento con el respaldo de la asociación ecologista Ciriana, siempre que se planten plantas autóctonas «y sea un santuario de plantas vulnerables y no agote el acuífero de Mijas», precisa Maricruz Torres, portavoz del colectivo. A este respecto, ha pedido que, si se hace realidad, tenga el respaldo científico de la Universidad de Málaga.

El plan Rojas-Santa Tecla

El gran escollo con el que se topa esta idea es el plan urbanístico programado para todo este sector y el vecino de Rojas, en el que hay proyectadas 2.847 viviendas, zonas comerciales y un campo de golf.

El plan fue aprobado de forma definitiva en mayo de 2017 por el Ayuntamiento, después de que el TSJA lo tumbara por falta de recursos hídricos, aunque en 2014, con posterioridad a la sentencia, la Junta presentara un informe favorable a este respecto.

Maricruz Torres discrepa sobre la decisión municipal y cree que el plan para Rojas-Santa Tecla debe partir de cero. Por su parte Nina Stelmakh considera que su propuesta puede interesar a socios de todo tipo, incluidos viveros y las propias administraciones, y está convencida de su rentabilidad, a la vez que ofrecería una alternativa verde al ladrillo. A este respecto, para la portavoz de Ciriana la idea atraería a Málaga turismo de calidad, y no mermaría el acuífero de la Sierra de Mijas, como cree que harían el campo de golf y las viviendas proyectadas.

Por su parte el concejal de Urbanismo, Raúl López, comentó la semana pasada que la propuesta «es fantástica, y bienvenida sea toda idea que tenga que ver con la calidad medioambiental y la recuperación de jardines históricos».

Por otro lado, recordó que la hacienda tiene un propietario y que hay una junta de compensación para llevar adelante el plan urbanístico de Rojas-Santa Tecla, por lo que señaló que será difícil que se lleve adelante. «Los propietarios tiene el legítimo derecho de rentabilizar los terrenos que compraron en algún momento, para las 3.000 viviendas que se van a construir ahí», argumentó y destacó que la propuesta se analizará «dentro del planeamiento que se tiene que desarrollar ahí».

Entonces se verá si hay sitio y respaldo para que germine la versión malagueña del famoso parque de flores de Holanda.